El fallo del Pleno de la Sala de lo Civil del Supremo asienta la jurisprudencia sobre las “revolving” en la línea de la usura

El Tribunal Supremo ha dejado claro que los intereses de las tarjetas ‘revolving’ son usurarios. Pagar unos intereses de casi el 30% –en este caso que llegó a casación estaban fijados en el 26,82% TAE y se habían situado en el 27,24% a la fecha de presentación de la demanda– no se puede permitir y, por tanto, deben anularse.